30 Sep 2016

Test de lancaster

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El test de Hess Lancaster (H-L) es un test subjetivo-objetivo de valoración motora que permite evaluar la motricidad del ojo haciendo mirar al paciente en diversas direcciones. El Test de Hess Lancaster permite así diagnosticar parálisis oculares y diversas lesiones nerviosas musculares del ojo.

Estas diferentes alteraciones oculares pueden poner de manifiesto una patología subyacente más o menos importante a nivel del ojo. El test consiste en la evaluación de las respuestas motoras del ojo que no está fijando y que se producen

en respuesta a la ley de Hering o de inervación recíproca.

Esta ley dice que: El Test de Hess Lancaster se divide en dos partes: Evaluación de las acciones motoras del O.I. Para ello se hace fijar con el O.D; Evaluación de las acciones motoras del O.D. Para ello se hace fijar con el O.I.

Para realizar el test se le instruye al paciente sobre la realización del mismo, indicándole que se proyectaran sobre una pantalla dos luces de diferente color que el paciente ve con cada ojo por separado. Se mide así la desviación entre ambos ojos.

Visto 520 veces Modificado por última vez en 03 Feb 2017