Estrabismo

Estrabismo

En la edición especial de este mes entrevistamos al Dr. Eduardo Escandón Médico Cirujano, especialista en Oftalmología de la Universidad Nacional de Colombia, sub Especialista en Estrabismo y Oftalmología Pediátrica, auditoria en salud, gerencia en salud y control interno Y al Dr. Francisco Forero, Médico Cirujano, especialista en Oftalmología de la Universidad del Rosario, sub especialista en Estrabismo y Oftalmología pediátrica.

El estrabismo es una patología en la cual, los ojos están desviados en forma permanente, temporal u ocasional. Existen tres tipos de estrabismos endotropia (hacia adentro), exotropía (hacia afuera) y estrabismo vertical, comenta el Dr. Escandón. Así mismo cuando se presenta en niños puede afectar el desarrollo visual, produciendo ambliopía, también conocida como Ojo perezoso, o diplopía (visión doble), la cual se manifiesta en la adultez, explica el Dr. Forero. La frecuencia de esta patología se extiende máximo a un 4% en la población infantil y en un 2% en la adulta.

Las principales causas del estrabismo se deben a defectos refractivos de hipermetropía, alteraciones del área macular por falta del área de fijación, por catarata, por alteraciones o desprendimientos de retina y por defectos anatómicos en la órbita, informa el Dr. Escandón; por otro lado, el Dr. Forero complementa que se debe a factores de herencia o problemas de parálisis nerviosas; así como efectos secundarios de enfermedades como HTA, diabetes, alteraciones inflamatorias, vasculares, traumáticas o tumorales del sistemas nervioso central.

Según el Dr. Forero esta patología genera diversos factores de riesgo como el desarrollo de la Ambliopía, corregible hasta los 9 años de edad y la Diplopía, las cuales con el uso adecuado de gafas (si las necesita), tratamiento Ortòptico y/o procedimiento quirúrgico, pueden ser controladas. Adicionalmente, el Dr. Escandón menciona a la estética facial como otro factor, ya que la imagen del paciente afecta su estabilidad emocional y su adecuada interacción social.

La principal recomendación es la CONSTANCIA Y ADHERENCIA al tratamiento ordenado, así como consultar al oftalmólogo desde temprana edad (antes del primer año de vida o en caso de ser prematuro en sus primeros meses), o cuando hay antecedentes familiares, o en adultos una vez surjan los primeros síntomas de diplopía.

 

¡Escribe el primer comentario!